Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

                           Nuestra Historia:

 

 

Nuestra Iglesia Getsemani nació en la ciudad de Vacaville, California, a través de una reunión de hogar donde tres familias se reunían para orar y compartir la palabra de Dios.  Al llegar para ministrar a estas tres familias en dicha ciudad pensamos que necesitábamos un lugar más amplio y que fuese visto por la comunidad.  Gracias a Dios lo encontramos; un lugar con capacidad como para 100 personas.  Emprendimos nuestro trabajo espiritual con tres familias.

Luego le pedimos a Dios el nombre con el cual pudiéramos nombrar la iglesia. Fue ahí donde el Espíritu de Dios nos trajo convicción de llamarle Iglesia Getsemani, ya que los primeros pasos de ésta iglesia comenzaron en reunión de oración.  En el huerto de Getsemani,  nuestro Señor Jesús acostumbraba orar con sus discípulos.  Es en éste lugar  donde se delibera una profunda lucha entre la carne y el espíritu. Aquí, nuestro Señor Jesús ruega al padre tres veces que haga pasar de El todo los padecimientos que se le avecinan. 

Durante los 8 años que estuvimos en Vacaville, Dios fue añadiendo almas nuevas a la iglesia de tal manera que crecimos en número de caballeros, damas, jóvenes y niños trabajando juntos con una misma meta y visión, cumpliendo con la Gran Comisión.  Los hermanos viajaban de distintas ciudades desde San Rafael, Novato, Petaluma, Hércules, Pittsburg y San Francisco, para alabar y adorar a Dios en los diferentes servicios.

El templo que rentábamos se hizo demasiado pequeño y ya no suplía nuestras necesidades por lo cual nos vimos motivados a buscar un lugar mas amplio y que fuera propio.  De esta manera empezó la búsqueda de un local en la ciudad de Vallejo California. En Marzo 1999 la iglesia compro un edificio en la ciudad de Vallejo CA, que anteriormente había sido un salón de baile y estaba en necesidad de mucho trabajo. La bendición fue tal, que varios hermanos con diferentes talentos empezaron a donar todo su tiempo libre para ayudar. Todos juntos arreglamos el templo para podernos congregar dentro del.

Iglesia Getsemaní fue inaugurada en la ciudad de Vallejo CA, el 27 de Octubre 1999. Donde hoy en día pastoreamos juntamente con mi esposa, compartiendo con un grupo de líderes y congregación el ministerio y la visión de Cristo.. Y sus puertas siguen abiertas para todo aquel que quiera congregarse con nosotros.

Gracias por ser parte de esta visión.

Pastor: Felipe A. Miranda

      Inauguración 27 de Octubre 1999                              Pastores Miranda 1999

 

                         Nuestro Objetivo:

Ganar almas para Cristo.  Trabajar con las familias y sus necesidades; restaurar los hogares por medio del amor de Jesucristo.  Consolidar los nuevos creyentes animándoles y compartiéndoles la palabra de Dios.  Proveyendo un discipulado constante haciendo de cada miembro un líder no solamente en la iglesia sino también en sus hogares, trabajos, círculo de amistades y en sus comunidades para que por medio de su ejemplo, ellos puedan ganar almas para Cristo y así juntos podamos seguir engrandeciendo el reino de Dios.                  (La Gran Comisión).

                     Que es lo que creemos:

Reconocemos que la Biblia es la palabra de Dios y es viva y eficaz y es más cortante que toda espada de dos filos y que ha sido dada al hombre para que la conozca, la obedezca y la confié.  Iglesia Getsemani esta comprometida ante Dios a compartir y enseñar la santa palabra con el fin de que hombre conozca y sirva a su creador y equiparle para el ministerio.

Las Escrituras

Creemos que toda la escritura es inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16); que fue Dios quien inspiró a los santos hombres a escribir los 66 libros de la Biblia (2 Pedro 1:21; Hebreo 4:12).  Creemos que la Biblia es infalible y sin errores desde Génesis hasta Apocalipsis y a través del Nuevo Testamento y el Antiguo Testamento hay una historia sobresaliente y un tema predominante.  La redención del hombre por un salvador divinamente escogido nuestro Señor Jesucristo.  Creemos que la Biblia fue diseñada para nuestra instrucción practica (Lucas 24:27,24; Juan 5:39; Romanos 15:41; 1 Corintios 10:11; 2 Timoteo 3:16; 1 Pedro 1:19).  Creemos que la Biblia se debe de escudriñar, vivir, y enseñar a todos los hombres (Esdras 7:10).  Creemos que su interpretación debe de ser bajo la unción del Espíritu Santo.

La Trinidad

Creemos en el Dios verdadero, el Creador, Redentor, Sustentador y Gobernador de todas las cosas visibles e invisibles.  El es infinito, eterno, inmutable y se ha revelado a nosotros como el Padre, Hijo y Espíritu Santo.  Dios como padre reina sobre todo el universo con cuidado y providencia; es todo poderoso, amante ¿??? Y sabio.  El es paternal en actitud para con los hombres pero es padre para todo aquel que ha creído y recibido al Señor Jesús como Señor y Salvador de su vida (Génesis 1:1; 1 Crónicas 29:10; Jeremías 10:10; Mateo 6:9; Hechos 1:7; Romanos 8:14-15; 1 Corintios 15:24; Efesios 4:6).

Dios el Hijo: Creemos que el Señor Jesucristo es el Hijo eterno de Dios y se hizo hombre para dejar de ser Dios habiendo sido concebido por obra del Espíritu Santo a fin de poder revelar a Dios y redimir al hombre pecador.  Esta redención lo llevo acabo a través del sacrificio hecho en la cruz del calvario ofreciéndose como un sacrificio vivo y único, pagando con su propio sangre el precio de nuestra redención y así podernos justificar delante de Dios el padre a través de su muerte en la cruz y dándonos vida a través de su resurrección siendo el primero de entre los muertos y así ascender al cielo para poderse sentar a la diestra de Dios el Padre para interceder por aquellos que hemos creído en El (Lucas 1:34-36; Juan 1:1,2,14,18; Romanos 3:24-26; Romanos 8:1). 

Dios el Espíritu Santo: Creemos que el Espíritu Santo es la persona divina que convence al mundo de pecado (Juan 16:8) de justicia y de juicio; que solo el traerá nueva vida a aquellos que están muertos espiritualmente; que el bautiza e incorpora a todos los creyentes en la única y verdadera iglesia, la cual es el cuerpo de Cristo (Juan 16:13; Tito 3:5); que El mora en ellos permanentemente (Juan 14:17-18, Juan 7:37-39; 1 Corintios 3:16; Romanos 8:9) y sella para el día final de la redención (Efesios 1:13) les confiere  dones espirituales y llena y controla a aquellos que se llegan a El (1 Corinitos 12:8-10).  Todo creyente es llamado a vida a fin de que el poder del Espíritu que mora en el no satisfaga la concupiscencia de la carne sino que lleve fruto para la gloria de Dios (Juan 3:8, 14:16-17, 16:7-11, 1 Corintios 12:7,11, 13; Efesios 4:30).

La Creación

Creemos que el hombre fue creado directamente por Dios y hecho a su semejanza y que Dios creó los cielos y la tierra incluyendo toda clase de vida por un acto directo (Génesis 1:1; Juan 1:3; Colosenses 1:16-17)

El Hombre

Aunque el hombre fue creado a la imagen de Dios cayó de la gracia de Dios cometiendo el pecado por la desobediencia y esta perdido, muerto en delitos y pecados y no puede ver el reino de Dios a no ser que nazca de nuevo por medio del agua y el Espíritu (Génesis 1:26-27; Juan 3:3; Romanos 3:10-23; Efesios 2:1-3).

El Diablo

Creemos que Satanás es una persona, el autor del pecado y la razón de la caída del hombre y que esta destinado al juicio final para ser condenado eternamente en el lago de fuego (Mateo 4:1-11; Hechos 5:3; 2 Corintios 4:4; Apocalipsis 20:10; Mateo 25:41).  Satanás es el enemigo de Dios y de cada ser humano (Isaías 14:13-14; 19:9-10).  Es conocido como el príncipe de este mundo como el acusador engañador, adversario, destructor pero que Cristo lo venció a través de su muerte en la cruz y en su resurrección (Romanos 16:20).

Propiciación por el pecado

Creemos que el Señor Jesucristo murió por nuestros pecados conforme a las escrituras (1 Corintios 15:3).  Como un sacrificio expiatorio y que todos los que creen en el son redimidos por su sangre derramada en la cruz del calvario.  Creemos en la resurrección del cuerpo crucificado de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:4) y en su ascensión al cielo y que el es nuestro sumo sacerdote y abogado (Juan 1:1-3, 14; 3:1-7; Hechos 10:4-14; 1 Juan 2:2).

La Salvación

Creemos que la salvación es un don irrevocable que Dios en su amor y misericordia da a las hombres que se arrepienten y creen en el Señor Jesucristo (Romanos 10:8-10; 1 Tesalonicenses 1:9).  La salvación es por gracia por fe y no por obras (Efesios 2:8,9) porque nadie puede pagar su rescate (Salmo 49:6-7).  La iglesia no salva, solamente Cristo Jesús salva (Hebreos 4:12).  El fue quien pagó el rescate por el hombre muriendo y derramando su sangre en la cruz del calvario y todos los que en el confían como su salvador, sus pecados le son perdonados y se convierten en la familia de Dios por la obra regeneradora del Espíritu Santo (Juan 1:23; Hechos 16:30-33; Romanos 10:9-10; Efesios 1:7, 2:8-9)

La Iglesia (La Novia de Cristo)

La verdadera iglesia es llamada el cuerpo de Cristo y es un organismo espiritual.  Cada creyente que ha sido bautizado ha sido puesto en este organismo por el Espíritu Santo o ya sea la iglesia y es establecido en la palabra y ha sido formado por los redimidos de todos los tiempos que se unen para adora y ser instruidos; para compañerismo y servicio (Efesios 1:22-23, 5:25-32; 1 Corintios 12:12, 13; Hechos 2:42, 13:1,2) y da a conocer el verdadero amor de Dios (Marcos 12:30-31).

La Gran Comisión

La Gran Comisión es el privilegio que el Señor Jesucristo le ha dejado a cada creyente ya sea a la iglesia de predicar el evangelio, las buenas nuevas de salvación a todo el mundo y ministrar en su nombre a un mundo necesitado.  Debemos de ser los instrumentos de Jesucristo a medida que el Espíritu Santo ministra redención y reconciliación en el mundo (Mateo 25:31-46, 28:18-20).

Como creyente tenemos la responsabilidad de testificar con nuestra vida y con la palabra confiando en la santa palabra buscando proclamar el evangelio a toda criatura (Marcos 16:15; Hechos 1:8; 2 Corintios 5:19-20).  Creemos que la Gran Comisión no solo consiste en predicar el evangelio sino también en formar discípulos, hombres y mujeres que puedan ser enseñados en la palabra así como el Señor Jesús formó a sus discípulos para que luego hiciesen lo mismo que el y para que continuasen con esta gran tarea.

El Señor Jesucristo antes de partir de este mundo dijo a sus discípulos toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.  “Por tanto, Id y haced discípulos a todas las naciones bautizándoles en el nombre del padre y del hijo y del Espíritu Santo"; con esta declaración, el Señor esta revelando el propósito, la voluntad divina de salvación para todo los hombres (Mateo 28:18-20).

                       Una Nueva Esperanza

Si no conoce al Señor, no quisieramos que se fuera de esta página antes de recibirlo como su salvador personal, el no solo lo salvara del castigo eterno sino que le dará propósito a su vida.

Repita esta simple oración que leerás a continuación y el Espíritu Santo será una realidad para usted:
Señor Jesús reconozco que tu eres Dios, me arrepiento de todas mis faltas, perdóname de todos mis pecados, recibo ahora  mismo tu perdón y lléname de tu espíritu, has de mi la persona que tu quieres que yo sea amen.

 

 ¡Dios le Bendiga!  Esperamos que nuestro sitio del internet les sirva de bendición. ¡Le damos gracias a Dios por la gloria que hemos visto en nuestras vidas y este ministerio! Si no tiene una Iglesia en la que puedas adorar con libertad, y así, deseas hacerlo, le extendemos una cordial invitación a nuestra Iglesia. Donde estamos incondicionalmente a sus órdenes.

Comuníquese con nosotros, queremos saber de usted.  Bendiciones.