Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

La vasija espiritual. Jeremias 18:1-8

Posted by Iglesia Getsemaní on July 20, 2010 at 3:53 PM

Hemos sido liberados para estar en la presencia de Dios porque es allí donde recibimos descanso, sabiduría, es en la presencia de Dios donde recibimos fuerzas.

Dichosos aquellos que podemos tener intimidad con Dios y que podemos sentir y escuchar el silbido apacible de Dios, que nos bendice, nos fortalece y nos llena de su presencia.

Cuando nos paramos en el pulpito debemos de estar rendidos a la presencia de Dios y al igual los que escuchan el mensaje de la palabra de Dios, porque cuando nos rendimos a Dios comenzamos a sentir su presencia dentro de nosotros y comenzamos a probar la miel de su presencia, pero es por el rendimiento que hacemos cada uno de nosotros ante Dios.

Cuando logramos este rendimiento comenzamos a tener intimidad con Dios y la gente que esta fuera se da cuenta y dice: En verdad esta gente tiene experiencia con el Espíritu de Dios y se dan cuenta de que Dios es un Dios vivo porque lo notan en nosotros, lo notan en nuestros corazones y lo notan en nuestra personalidad que tenemos intimidad con Dios.

Pero no todos nos van a entender, algunos nos van a criticar pero los que tienen sentidos espirituales van a entender que verdaderamente tenemos experiencias con Dios y nos deleitamos en su presencia y esto nos distingue como hijos de Dios.

Dios dice: MI casa será llamada: Casa de oración.

¿Qué es oración? Oración es tener comunión con Dios, nuestro espíritu tocado por el Espíritu de Dios.

En el libro del Profeta Jeremías en el Cap.18:1-8 miramos como Dios quiere moldearnos y darnos forma y como nos limpia con su palabra y con el fuego de su presencia.

Jesús dice: Mat.11:28 Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os hare descansar.

Mi Padre, mi salvador, mi Redentor el que pago el precio, el que pago el precio para que yo me sintiera libre para adorarlo, libre de alabarlo, libre de escucharlo, libre de estar en su presencia.

El nos ha hecho libres ya no hay espíritu de opresión y tenemos victoria en Cristo.

Dios le dijo a Jeremías: Ve a la casa del alfarero y allí hablare contigo.

V-7 miramos que Dios es el que escoge las figuras, el que escoge las ilustraciones y es Dios el que nos da estas analogías para entender lo que él hace con nuestras vidas.

Dios nos escoge nos limpia, nos moldea y nos mete en el horno y luego nos exhibe como una vasija espiritual. Y lo que ocurre en la casa del alfarero también ocurre en nuestras vidas.

Y lo primero que hace el alfarero.

• Busca el barro.

Lc.19:10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Sale por la mañana a buscar el barro, cuando Dios creó al mundo lo creo por su palabra por el poder de su palabra. Dios dijo: sea la luz y fue la luz, todo fue creado por su palabra. Y sabemos que toda la palabra de Dios está escrita con el aliento de Dios, con el Rema de Dios.

Pero en Gen.2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Aquí miramos que Dios creó al hombre con sus manos y soplo de su espíritu, soplo de su interior del rema de Dios aliento de vida en su nariz para que fuera un ser viviente. Dios no hizo al hombre con la palabra sino con sus manos y soplo de su espíritu para que fuera un ser viviente.

Y esto es lo mismo que sucede en nosotros cuando nos volvemos a reencontrar con Dios. Por causa del pecado heredamos la incomunicación por causa de Adán.

Dios le dijo a Adán: De todo árbol que está en el huerto puedes comer menos del árbol de la ciencia del bien y el mal, porque el día que dé el comieres ciertamente morirás.

Pero cuando creemos a la palabra de Dios y recibimos a Cristo en nuestros corazones recibimos el Rema de Dios dentro de nosotros y nuestro espíritu vuelve a vivir y venimos a ser personas espirituales.

Antes éramos alma y cuerpo. Pero ahora somos alma cuerpo y espíritu.

Y cuando escuchamos la palabra de Dios es espíritu tocando espíritu y volvemos a conectarnos nuevamente con Dios y ahora somos personas espirituales.

¿Pero como le hace Dios para lograr eso? Vamos a la casa del alfarero y lo primero que hace el alfarero es salir a buscar el barro. Y cada uno de nosotros somos barro escogido por Dios.

Dios nos escogió a nosotros. Cuando Dios mira el barro dice: de este barro voy a ser una vasija y la voy a ser de esta forma.

Dios es el que escoge a sus discípulos Dios es el que escoge el barro y tu y yo somos un barro escogido por Dios. Así como el alfarero escoge el barro para hacer una vasija hermosa así Dios nos escoge a nosotros.

El barro no le sirve a cualquier persona, el barro no le sirve al campesino porque lo que el campesino necesita es semilla para sembrar.

Al carpintero no le sirve pero al alfarero le sirve por esta razón nos escogió a nosotros.

• Limpia el barro.

Jn.15:3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

Dios limpia el barro con su palabra y lo purifica con el fuego de su presencia, porque cuando estamos en la presencia de Dios no caben las mentiras u otro tipo de pecados y nos ayuda en nuestras decisiones.

Dos razones porque el alfarero limpia el barro.

Si el barro no está limpio cuando la vasija es puesta en el horno se raja y Dios nos limpia con su palabra, muchas veces la palabra de Dios es fuerte, es directa, en mateo Cap.6 Nos dice: que no seamos como los hipócritas.

Y esto es lo mismo que está sucediendo en muchas iglesias hay mucha hipocresía hay muchas vasijas que no se dejaron limpiar por el alfarero, y como consecuencia se han reventado.

Cuando viene el fuego de la prueba se revientan, cuando viene el fuego de los malos momentos se revientan.

La palabra de Dios es viva y eficaz pero el problema es que no nos dejamos limpiar.

Fil.1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Lo segundo que sucede cuando el barro es puesta en la rueda si el barro no está limpio pude cortar la mano del alfarero. Por esta razón el alfarero limpia el barro antes de ponerlo a la rueda y de igual manera Dios nos tiene que limpiar porque a la hora de darnos forma le cortamos sus manos.

Muchas personas piensan de que Dios no es un ser emocional pero lo cierto es que Dios siente.

Dios es un ser emocional y de igual manera nosotros somos seres emocionales, nosotros nos dolemos cuando un hijo está padeciendo algo, porque esas emociones las hemos heredado de Dios.

Ef.4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Nosotros lastimamos con nuestras actitudes y acciones lastimamos al Espíritu Santo de Dios.

Cuando el señor nos quiere dar forma lo que recibe de nosotros es indiferencia, incredulidad y aun cuestionamos si Dios existirá aun cuando muchas veces hemos experimentado su presencia o hemos visto su manifestación.

Por esta razón Dios necesita limpiar su barro porque nuestro pecado hiere la mano de Dios.

Cuando el espíritu Santo está tratando de limpiarnos lo que recibe de nosotros es duda, rebeldía, quejas que no solo lastiman la mano de Dios sino también su corazón.

Cuando Dios saco a Israel de Egipto era una masa de impurezas por esta razón maldecían, se revelaban, se quejaban y hablaban mal no solo de la tierra prometida sino también de Dios.

Aun comiendo Mana extrañaban los ajos y las cebollas es como que si nosotros aun dentro de la iglesia siguiéramos extrañando los bailes, los tragos, y toda carnalidad.

• Amasa el barro.

¿Cuál es la razón que el alfarero amasa el barro? Para que la masa este suave para que cuando sea puesta en la rueda el alfarero pueda darle la forma que él quiera.

Y de igual manera Dios tiene que amasarnos para que tengamos una buena consistencia que sea moldeable y pegajosa.

Si la masa no estaba lista el alfarero volvía a amasar la masa añadiendo agua y presión y lo mismo Dios nos humedece con el agua de su Espíritu y añade presión a través de las pruebas que muchas veces es el producto de nuestras malas decisiones aun cuando Dios las permite a través de su voluntad permisiva para acercarnos a él.

Si en la masa aun había piedrecitas, paja o otras impurezas el alfarero volvía a amasar la masa porque no estaba lista para ser moldeada.

Y de igual manera si aun hay impurezas de chismes, hipocresías, mentiras, envidias, adulterios y toda clase de pecado no estamos listos, aun no tenemos la textura que Dios desea en nosotros.

El cristiano debe de ser pegajoso, debe de ser de bendición, tener unidad, un mismo sentir, una sola mente y un mismo espíritu.

El cristiano trasmite bendición lleva bendición a sus hogares trasmite amor, confianza, gozo y paz.

Dios permite la adversidad para que tomemos la textura para ser moldeables.

Y en el tiempo de dolor de necesidad, lo que salga de nuestra boca sea alabanza para Dios.

Cuando le damos gracias a Dios solo en los momentos buenos la vasija se echa a perder cuando viene la prueba aun en las manos del alfarero.

Si no recibimos la palabra de Dios cuando Dios nos quiere amasar, limpiar y moldear con su palabra cuando llega la prueba nos rompemos comenzamos a renegar a maldecir y apartarnos de Dios.

Lo importante es permanecer en las manos del alfarero, permanecer en la iglesia para que el alfarero nos siga moldeando y dándonos la forma que él quiera.

• Mete la vasija en el horno.

1Pd.1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

Y la razón es para que la vasija sea solida y fuerte para que en los momentos difíciles seamos personas templadas y de caracter. Dios cuando escogió a sus profetas y aun a sus discípulos los escogió para que pudieran aguantar las burlas, los insultos, las persecuciones y toda clase de ofensas, hambres y a pesar de todo seguían adelante sirviéndole a Dios y cumpliendo su llamado aun cuando eran pasados por el horno de la prueba.

• Es puesta en exhibición.

Mat.5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Venimos a ser ejemplo de los demás, nos convertimos en verdaderos discípulos, llevando el mensaje de Cristo he imitando aquel que nos llamo a esta salvación.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments