Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

Orando a la manera de Jes?s. Mateo 6:1-15

Posted by Iglesia Getsemaní on July 26, 2010 at 5:32 PM

La oración es el privilegio más grande que los cristianos tenemos y es también el fracaso más grande que los cristianos que no oramos tenemos.

La oración modelo es más que una repetición, es una oración vital donde aprendemos como tener comunión con nuestro Padre Celestial y cómo podemos ver las puertas del cielo abiertas trabajando a nuestro favor.

Como creyentes e hijos de Dios debemos aprender a orar para lograr una comunión completa con nuestro Padre Celestial y poder alcanzar el rio de su bendición.

Muchos cristianos somos indiferentes a la oración.

Muchas veces no queremos orar o no anhelamos orar porque desconocemos lo que es la oración y el poder que hay en ella.

El Apóstol san Pablo nos anima a orar sin cesar y la razón es que este debe de ser la vida de un hijo de Dios, una vida de oración, una vida de comunión con nuestro Padre Celestial.

La oración del verdadero creyente debe de ser sin hipocresía y llena de agradecimiento y adoración.

Muchos cristianos ignoramos lo que ya hemos recibido como hijos de Dios.

Muchos cristianos oramos pero muchas veces no sabemos lo que estamos pidiendo.

A- Oramos que Dios nos dé el Espíritu Santo aun cuando mora en nuestra vida.

B- Oramos para que Dios nos de fuerzas aun cuando filipenses 4:13 dice que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.

C- Oramos que el Señor este con nosotros aun cuando él a dicho: he aquí yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo.

D- Oramos por amor cuando el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones.

Mientras no conozcamos la naturaleza y la verdad de Dios nunca sabremos como orar.

El cristiano maduro es uno que se ocupa siempre en la lectura de la palabra de Dios y en la oración. Y cuando conocemos la verdad de Dios nos damos cuenta de la condición de nuestro corazón y la condición de nuestra vida espiritual. Y esto nos lleva a buscar a Dios en oración y abrir nuestro corazón a él.

El diablo siempre busca la manera de detenernos para que no oremos.

Pone pensamientos negativos, nos distrae para que dejemos de orar porque el diablo conoce el poder de la oración.

Jesús lo venció al comienzo de su ministerio atreves de la oración por esta razón el diablo odia la oración y las personas que oran porque son un peligro contra sus artimañas y sus fuerzas.

La vida de Jesús era una vida de oración.

Oraba por la mañana, oraba al atardecer y aun en las noches oraba.

Tal vez esto fue lo que motivo a los discípulos a pedirle a Jesús que les enseñara a orar.

Lc.11:1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.

Los discípulos no pidieron a Jesús que les enseñara como hacer milagros o como sanar a los enfermos sino como orar.

Mat.6:9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

La oración es vital para el ciudadano del reino y para cada seguidor de Jesucristo.

La oración no solo es comunicación sino también es un arma poderosa para la destrucción de fortalezas.

Dios nos ha dado un intercesor que nos ayuda en nuestra oración y es su Espíritu Santo.

El cristiano que ora en la carne es un religioso y un fracaso porque ora hipócritamente.

Los cristianos somos llamados a orar como Jesús lo hizo y en el Espíritu.

Rom.8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Ef.6:18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

La iglesia primitiva tuvo éxito porque mantenían una vida en sus rodias eran gente de oración.

Y lo mismo podemos hacer también nosotros en los días que estamos viviendo.

De qué manera el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra oración.

• El Espíritu Santo activa nuestra voluntad.

Fil.2:13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Muchas veces no tenemos voluntad de orar, no tenemos apetito por la oración no tenemos hambre por la oración. Y muchas veces no oramos simplemente porque no queremos orar.

Rom.8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.

6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;

8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!

Nosotros tenemos el espíritu de Cristo por lo cual es normal que mantengamos una vida de oración Rom.8:9 Más vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

• El Espíritu Santo nos anima.

Roma.8:10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.

11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

Para orar necesitamos energía en nuestro cuerpo los discípulos el día del arresto de Jesús no tenían energía ni siquiera para orar una hora con él, el cansancio y el sueño podía más que el deseo de orar.

Mat.26:40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora?

41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Y la razón que muchos no oramos es porque somos haraganes y cuando somos llamados a orar inmediatamente se nos acaba la energía nos cansamos y nos da sueño porque no oramos en el espíritu.

El espíritu de Dios es nuestra fuerza, el Espíritu de Dios es nuestro gozo y paz, cuando el Espíritu de Dios está en nosotros hay poder tenemos energía. Jn.4:31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come.

32 El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.

El Espíritu se une a nuestra petición.

Roma.8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Debemos de reconocer que somos débiles.

Nuestra debilidad es ventaja. 2Cor.12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Dios nos ha hecho débiles para que podamos depender de él y seamos poderosos.

Cuando oramos en el Espíritu venimos a estar cara a cara con Jesús y junto a él podemos como dijo Pablo: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

• El Espíritu guía a la presencia de Dios.

Rom.8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!

Ef.2:18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

• El Espíritu nos ayuda en lo que pedimos a Dios.

Rom.8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

La oración debe de ir acompañada de alabanza y adoración debemos de ser sensibles a su presencia. Sal.34:2 En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán.

Sal.51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;

Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

A- La oración debe de ir acompañada de agradecimiento hay que recordar que cuando estamos en oración estamos cara a cara con Dios.

Is.6:1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.

5 Entonces dije: !!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

B- La oración debe de ir acompañada de obediencia.

Estar dispuestos hacer la voluntad de Dios y no nuestra voluntad.

C- La oración debe de ir acompañada de confesión por el pecado.

Sal.26:6

D- La oración debe de ser con perseverancia.

E- En la oración debemos de venir ante Dios en humillación.

¿Cuál es el propósito de la oración?

Santificar el nombre de Dios.

Pedir que venga su reino.

Hacer su voluntad.

Que nos dé el pan de cada día.

Que perdone nuestros pecados.

Que no nos meta en tentación.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments