Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

En que banco est? tu cuenta. Mateo 6:19-21

Posted by Iglesia Getsemaní on August 19, 2010 at 11:58 AM

¿La pregunta que tenemos en esta mañana es donde está tu corazón? Lógicamente que donde esta tu tesoro esta tu corazón.

Donde están tus preocupaciones y la concentración de tu vida, donde concentras tus pensamientos y tu tiempo. Lo gastas planeando de qué manera vas aumentar tus ganancias o ingresos, en tu carro, tu casa, tus vacaciones u otras cosas.

Los fariseos tenían otro problema encima no solo eran hipócritas en su manera de ofrendar, de orar y de ayunar sino también eran materialistas, ambiciosos y tacaños y siempre buscaban la manera de enriquecerse a costas del pueblo, eran orgullosos y egocéntricos.

Los fariseos eran parte de la corrupción tenían una mala idea de lo que son las riquezas y lo que son las necesidades.

Y si nosotros queremos ser parte del reino de Dios tenemos que tener una visión diferente de las riquezas y necesidades más que la de los fariseos.

Y la razón es que muchos estamos más preocupados por nuestras riquezas que por nuestras necesidades y como resultado nos hemos convertidos en personas materialistas.

Preocupados y afanados como Marta por las cosas materiales y nos hemos olvidado de lo más importante, que es nuestra relación con Dios, y nuestro compromiso con su llamado como discípulos.

En ser compasivos, generosos y amorosos.

El afán muchas veces es por la acumulación de las cosas materiales y de la forma como las vamos a gozar y a invertir en esta vida sin hacer provisión para la eternidad.

Y la razón es que vivimos en una sociedad donde el enfoque son las cosas y la acumulación de todas ellas. Mat.6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Los fariseos estaban aprovechando su posición religiosa para enriquecerse y esto es lo mismo que sucede hoy en nuestros días, muchas personas usan los ministerios para enriquecerse.

Para los fariseos el ser ricos era como dar a conocer que tan espirituales eran, como queriendo decir como Dios los bendecía por su obediencia y por su espiritualidad.

Det.28:1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.

4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.

5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.

6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.

Consecuencias por la desobediencia.

15 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán.

16 Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo.

17 Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar.

18 Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas.

19 Maldito serás en tu entrar, y maldito en tu salir.

Los fariseos pensaban que entre más riquezas acumulaban mayor bendecidos eran y su esfuerzo y enfoque era en los bienes materiales y se habían olvidado del amor y la misericordia.

Pr.10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

La biblia nos advierte sobre la ambición por las riquezas.

Salomón era el hombre más rico que haya existido y sin embargo dijo: Vanidad de vanidades todo es vanidad

Ex.20:17 No codiciarás(A) la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Pr.28:20 El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones; Mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa.

Pr.23:4 No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste.

Lc.16:14 Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él.

Esto nos enseña que debemos de tener un mejor concepto de lo que son las riquezas, posesiones y el dinero. Por causa de la ambición al dinero y a las riquezas es que estamos viviendo tiempos de recesión

Los ricos quitándole al pobre y ellos enriqueciéndose más de lo que ya están y todo por causa del corazón, son ambiciosos y todo lo quieren solo para ellos.

Y en este mensaje lo que Jesús está haciendo es desviándonos de la ambición y de la avaricia para que no caigamos en el mismo error de los fariseos y de los religiosos.

Dios en ningún momento está en contra de que tengamos bienes o dinero, lo más importante es que estas cosas las veamos como las demás y que no sean nuestro enfoque o absorban nuestro tiempo y energía. 1Cor.10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

En esta lección encontramos que hay.

1- Dos tesoros.

2- Dos visiones.

3- Dos señores

Tenemos que hacer dos decisiones.

1- Hacer tesoros en la tierra o en el cielo. V 19-21

2- Si vamos a vivir en la luz o en las tinieblas. V 22-23

3- Si Dios va a ser nuestro Señor o el dinero. V 24

Dios nos da tres decisiones que escoger que viene hacer una sola, como trabajar con nuestros bienes.

Y esto habla de nuestra actitud

Dos tesoros.

V 19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan.

Lo que Dios nos está enseñando es a no ser ambiciosos, codiciosos o avaros. Por esta razón nos dice: no os hagáis tesoro en la tierra sino en el cielo.

Jesús nos dice que hagamos tesoros en el cielo esto habla de que no invirtamos nuestros bienes aquí en la tierra sino en el cielo en valores eternos.

Porque donde esta nuestro tesoro allí esta nuestro corazón, y esto habla de dinero.

Pablo le dice a Timoteo: 1TIm.6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

El dinero no es el problema, es el amor al dinero el que corrompe a las personas.

*Acán se destruyo él y a su familia por amor al dinero. Codicio cosas que le era prohibido tomar.

*Ananías y Safira. Le robaron a Dios y mintieron.

*Judas vendió a nuestro Señor por amor al dinero.

*Demás abandono a Pablo y se fue al mundo por amor al dinero.

No os hagáis tesoro en la tierra.

Dios desea que poseamos bienes él nos ha dado el poder y las habilidades para poseer vienes, pero él desea que mantengamos la actitud correcta sobre los bienes y en la manera como las poseamos. Det.8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

Dios es el que nos da el poder, las habilidades y los recursos para que poseamos vienes.

1Cor.4:7 Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?

1Tim.6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

Dios es un Dios generoso

El libro nos ensena sobre las finanzas y de cómo ahorrar para el mañana.

pr.6:6 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio.

Pr.14:23 En toda labor hay fruto; Mas las vanas palabras de los labios empobrecen.

Pr.21:20 Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; Mas el hombre insensato todo lo disipa.

Pr.22:7 El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.

Pr.24:3 Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará

Pr.28:19 El que labra su tierra se saciará de pan;

Mas el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.

Hacer tesoros en el cielo no quiere decir que no podamos poseer bienes o comodidades.

Rom.12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;

1Tim.5:8 porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

¿Qué es lo que Dios nos prohíbe?

Que hagamos tesoros en la tierra.Es correcto buscar vienes, es correcto proveer para la familia, es correcto hacer planes para el futuro, es correcto hacer inversiones sabias, es correcto ayudar al necesitado, es correcto tener nuestros negocios, no es correcto ser ambicioso y tacaño y almacenar solo para nosotros sin tener compasión del que necesita esto es pecado.

Col.3:5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría.

Como ciudadanos del reino de los cielos tengamos cuidado que las cosas no se conviertan en un dios en nuestra vida.

LOS TRES ANCIANOS (AMOR, ÉXITO, RIQUEZA...)

Anecdonet escribió "Las apariencias engañan y a veces ocurre lo que no esperamos... (leer mas...)

Una mujer salió de su casa y vio a tres viejos de largas barbas sentados frente a su jardín. Ella no los conocía y les dijo:

—No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor entren a mi casa para que coman algo.

Ellos preguntaron:

— ¿Está el hombre de la casa?

—No, respondió ella, no está.

—Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.

Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido.

— ¡Entonces diles que ya llegué, invítalos a pasar!

La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.

—No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos.

— ¿Por qué?, quiso saber ella.

Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:

—Su nombre es Riqueza. Luego indicó hacia el otro:

—Su nombre es Éxito y yo me llamo Amor. Ahora ve adentro y decide con tu marido a cuál de nosotros tres deseas invitar a tu casa.

La mujer entró a la casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron. El hombre se puso feliz:

— ¡Qué bien! Y ya que así es el asunto entonces invitemos a Riqueza, que entre y llene nuestra casa.

Su esposa no estuvo de acuerdo:

— Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?

La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo:

— ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor.

— Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su mujer. Ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huésped.

La esposa salió y les preguntó:

— ¿Cuál de los tres es Amor? Por favor que venga y que sea nuestro invitado.

Amor se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa. Los otros dos también se levantaron y le siguieron. Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y a Éxito:

— Yo invité sólo a Amor, ¿Por qué Uds. se vienen? ¿No decían que solo uno podía ser invitado?

Los viejos respondieron juntos:

—Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito los otros dos habríamos permanecido afuera, pero ya que has invitado a Amor, donde vaya él, nosotros vamos con él.

Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments