Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

Paremos de criticarnos. Mateo 7:1:6

Posted by Iglesia Getsemaní on September 27, 2010 at 5:03 PM

En este sermón Jesús nos habla sobre las relaciones humanas y cual tiene que ser nuestra actitud ante los demás. Los fariseos se creían superiores a las demás personas por lo cual ellos se daban el lujo de criticar a los demás y aun por cosas insignificantes, Jn.7:24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

Lc.16:15 Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.

Lc. 18:9 A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola:

10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.

11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;

12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.

13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.(A)

El criticar es lo mismo que discriminar ya sea por lo que las personas son, por lo que dicen o como actúan, Lv.19:17 No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado.

¿Quién eres tú para estar criticando a los demás?

Rom.14:13 No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado.

• El criticar da a conocer que tenemos un punto de vista equivocado de Dios.

Rom.14:4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme.

1Cor.4:3 Yo en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros, o por tribunal humano; y ni aun yo me juzgo a mí mismo.

Sant.4:11 Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez.

12 Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?

• El criticar da a conocer que tenemos un punto de vista equivocado de los demás.

V-2

De la manera que tratamos a los demás nosotros seremos tratados

Rom.2:4

• Cuando criticamos damos a conocer que tenemos un punto de vista equivocado de nosotros mismos.

V-3-4

V-5

Con qué medida quieres tu que Dios te dé a ti?

Lc.6:38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Jesús nos enseña la ley de Medida “Con la misma medida con que medís, os volverán a medir”.

Esto es cierto en toda área de nuestras vidas y es un principio que ha sido establecido por Dios.

1. Lo que tú das a otros es lo que recibes.

Mat. 15:10 No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre.

-Si das enojo, recibirás enojo.

-Si das amor, recibirás amor.

-Si siembras a amargura, recibirás amargura.

-Pero si das paz, gozo, y sonrisas recibirás lo mismo.

-Si das compasión, recibes compasión.

-Si das perdón recibirás perdón

Jesús dijo en Mat. 7:12 “Lo que tú quieres que otros hagan contigo, as con otros. Esta es la ley”.

2. TAMBIÉN ES CIERTO CUANDO SE TRATA DE PERDONAR A OTROS

“porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”

*Lc.6:37 dice; “No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados”.

-Dios solamente te dará la medida de perdón que tú le das a otros.

*1 Jn 1:9, Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

3. TAMBIÉN ES CIERTO CUANDO SE TRATA DE RELACIONES.

*Pr 18:24 El hombre que quiere amigos se tiene que mostrar amigo. Tiene que sembrar amistad.

*Ef. 5:28 Los maridos deben amar a su esposas como a su propios cuerpos.

4. TAMBIÉN ES CIERTO EN RESPECTO A TU RELACIÓN CON EL SEÑOR.

*Jn 7:37 Si alguien tiene sed, venga a mí y beba.

V-38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior brotarán ríos de agua viva.

(Si te sientes vació es porque no estás bebiendo de las fuente correcta)

- Tu fuente no es el Pastor.

-No es tu esposa

-No es tu trabajo o tu carrera

-No es tu casa o tu carro bonito

- Tu fuente no son tus amigos

TU FUENTE TIENE QUE SER JESÚS Y EL DICE; con la misma medida con que medís, os volverán a medir

Si quieres la atención de Dios, tienes que darle tiempo al maestro.

-Llévate a Jesús contigo a las tiendas envés de tus amigos.

-Vete a pescar con Jesús

-Corta la grama de tu casa con el

-Tómate un día libre del trabajo para pasar tiempo con él. Jesús dijo; con la misma medida con que medís, os volverán a medir”

*Jr. 29:13 Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Y me hallarás dice el Señor.

-Solamente experimentaras a Dios de acuerdo a lo que tu as decidido en tu corazón conocerle.

-Saber de Dios no es suficiente, Puedes conocer todo acerca de él sin tener una relación con Él.

*Ef 3:17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,

18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,

19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

4 LA LEY DE MEDIDA TAMBIÉN TRABAJA EN TUS FINANZAS.

“Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”.

*Mal. 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi Casa: Probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, a ver si no os abro las ventanas de los cielos y derramo sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments