Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

?Cu?l es el camino al cielo? Mateo 13-14

Posted by Iglesia Getsemaní on September 27, 2010 at 5:13 PM

Finalmente nuestro Señor Jesucristo trae a sus oyentes a tomar una decisión y a escoger entre dos puertas y dos caminos que los conducen a dos destinos diferentes.

El Señor enfoca su sermón en hacer una decisión que es la más importante que el ser humano puede hacer.

La vida del hombre se trata de tomar decisiones, cada día de nuestra vida tenemos que tomar decisiones, a qué hora nos vamos a levantar, que vamos a comer, que vamos a vestir, a donde vamos a ir, que vamos hacer.

Constantemente estamos tomando decisiones, en verdad la vida se trata de tomar decisiones.

Todos tomamos caminos por dondequiera que vallamos y podemos decir que la vida del hombre es como una cruz calle.

Pero hay una decisión inevitable que tenemos que hacer, una decisión que no solo determina nuestra relación con el Señor y el tiempo sino también la eternidad.

Y esta decisión es la que nuestro señor Jesucristo nos está hablando en este pasaje, la decisión final.

Y es Dios el que siempre se a esforzado para que el hombre tome esta decisión, siempre hay una opción y también una decisión. Y la decisión es la más importante que la que Dios está interesado que hagamos. Que vengamos a un verdadero arrepentimiento a través de la fe en Nuestro Señor Jesucristo.

Ya que el es la puerta y el camino angosto para que seamos como el santos y perfectos, no como el mundo o la mayoría de cristianos que viven una vida que deja mucho que desear.

Dios siempre a buscado la manera de traernos a un verdadero arrepentimiento es el, el que siempre a estado hablando a nuestra vida ya sea a través de nuestra conciencia, a través de su palabra o a través de experiencias, porque él quiere traernos a una intima y perfecta relación con él.

*Dios les puso a los hijos de Israel un reto. Deut.30:15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal.

Dios les puso a los hijos de Israel el escoger entre el bien y el mal, la vida y la muerte.

*Josué el sucesor de Moisés también les puso a los hijos de Israel el de tomar una decisión y de escoger a quien servir si a Dios o a los dioses ajenos. Jos.24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

*Jeremías de igual manera escucho a Dios decir: Jer.21:8 Y a este pueblo dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí pongo delante de vosotros camino de vida y camino de muerte.

*Elías en el monte Carmelo llamo a Israel a tomar una decisión. 1 Rey.18:21 Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra.

*En el libro de Juan miramos que muchos seguían a Jesús, muchos de ellos se consideraban como discípulos pero en Jn.6:66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Jesús es la cruz calle que cada ser humano debe de escoger, escoger la vida que se encuentra en Jesús o escoger la muerte que se encuentra lejos de Jesús. Mat.7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

*En el sermón del monte Jesús no espera los aplausos de sus oyentes, lo que él espera es una decisión, lo que él espera ver es un verdadero arrepentimiento, porque solo a través de un verdadero arrepentimiento es cómo vamos a ver la gloria de Dios.

*El sermón del monte no es un sermón profético para mañana o para la era del futuro, en este sermón Jesús está demandando una decisión ahora mismo, Hoy es el día de ponernos a cuenta con Dios, es hoy que el está llamando a la puerta.

Jesús es Rey y vino a traer un reino, el es el Rey de Reyes y su reino es diferente a los reinos de la tierra.

Y la gente nunca va entenderá este reino a no ser que reciban y permitan que los principios del sermón del monte le revele lo que es la vida en el reino de Dios.

Y en este sermón Jesús nos da la opción de entrar a este reino o permanecer fuera de este reino.

Y esta es la decisión que el espera que todos los hombres hagamos y el demanda una respuesta.

A quien vamos a servir, si a Dios o al rey de este mundo.

Solo hay dos opciones.

La puerta angosta y la puerta ancha.

El camino angosto o el camino ancho.

Lc.18:9 A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola. Los fariseos confiaban en ellos mismos y creían que a través de su religiosidad era como llegarían al cielo, sin buscar la misericordia de Dios a través de nuestro señor Jesucristo.

Hay dos religiones. La obra divina de Dios alcanzada por medio de nuestro Señor Jesucristo.

La religión de los logros humanos.

Tenemos la religión de la gracia y la religión de las obras.

Tenemos la religión de la fe y la religión de la carne.

Tenemos la religión del corazón y la exterior y superficial.

El hombre ha creado su propia religión dando a conocer que no necesita un Salvador y que cada uno podemos salvarnos a través de nuestra propia justicia.

Esta es la mentira más grande porque la salvación y la vida eterna se encuentran en Jesús.

*Jesús dice: Hay dos caminos que marcan hacia el cielo, uno por el camino angosto y el otro el camino ancho, el angosto es a través de Cristo y el ancho a través de esfuerzos humanos.

Rom.3:20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

V 21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas;

22 la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo,(B) para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,

23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

La ley vino a enseñarnos nuestra condición pecaminosa, pero cuando el hombre vio su condición pecaminosa a través de la ley, puso la ley a un lado y invento su propio sistema, invento su propia religión para justificarse así mismo.

*Jesús dice

Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran porque ellos recibirán consolación.

Bienaventurados los mansos porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados.

Dios lo que busca son personas con un espíritu quebrantado, que lamenten sobre su condición pecaminosa, humillados ante Dios y su palabra. No son los que dicen: Señor, Señor los que entran en el reino de Dios, son los que hacen la voluntad de Dios, los que viven de acuerdo a su estándar, los que se someten a su voluntad.

*Jesús dice.

Hay dos caminos el angosto y el ancho

Hay dos puertas la angosta y la ancha.

Hay dos destinos, la vida y la destrucción.

Hay dos clases de caminantes, los pocos y los muchos.

Hay dos clases de árbol, el bueno y el malo.

Hay dos clases de fruto, el bueno y el malo.

Hay dos edificadores el sabio y el necio.

Hay dos fundamentos, la roca y la arena.

Hay dos casas y dos elementos que golpean contra la casa.

Jesús no busca los aplausos por su sermón, el lo que busca es una decisión que escojamos en camino queremos viajar. O en que puerta queremos entrar.

V-13-14 Dos puertas, entrad por la puerta angosta

Los dos caminos señalan al reino, los dos caminos señalan al cielo, los dos caminos señalan a la vida eterna, pero no los dos van al cielo. Uno es la justicia divina y el otro es la justicia humana.

La puerta es angosto, Y para entrar a esta puerta hay que hacer lo que dice: Rom.12:1 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta

V-13

• Debemos entrar en la puerta.

Esto es un mandamiento no es una opción y tenemos que entrar, con humildad, quebrantamiento, con lloro.

• Entrar en la puerta angosta.

Jesús dice que hay dos puertas: la angosta y la ancha, pero el no nos dice que entremos en la puerta ancha, porque esta lleva a la destrucción.

El dice que entremos en la puerta angosta porque esta es la que nos lleva a la vida eterna.

Si queremos vivir en el reino de Dios tenemos que entrar en esta puerta angosta y es tan angosta que no hay lugar para nada más que lo que Dios demanda de nosotros.

Solo entramos en esta puerta a través de Jesús. Hch.4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Jesús es el pan de vida, el es la verdad y la vida, el es la puerta y si alguien no entra por esta puerta es un ladrón y salteador.

Hay un solo mediador entre Dios y los hombres. 1tim.2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

• Debemos de entrar individualmente.

Al reino de Dios no entramos en grupos sino individualmente, la salvación es individual y personal.

• Debemos entrar con gran dificultad.

V-14 pocos son los que la hallan.

Lc.13:22 Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén.

23 Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo:

24 Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.

Mat.11:12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Lc.16:16 La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.

Jn.16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

No es fácil ser cristiano porque hay un diablo y legiones tratando de destruirnos y detenernos para que no sigamos adelante y para que no reconozcamos la necesidad de un cambio y de vivir una vida santa para Dios.

• Debemos de entrar desnudos.

Debemos de despojarnos a nosotros mimos, debemos negarnos a nosotros mismos, no podemos entrar con maletas, Debemos despojarnos de todo pecado, de la inmoralidad y carnalidad.

Debemos despojarnos del viejo hombre que está viciado.

El joven rico busco y vino a la puerta pero no estuvo dispuesto a despojarse de sí mismo.

Mat.18:3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

• Debemos entrar con arrepentimiento.

• Debemos entrar rendidos a Cristo.

Los cristianos obedecemos sus mandamientos

Sal. 1:1-3

Hay caminos que al hombre le parecen rectos pero su fin es muerte.

Lc.14:25-33 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

Ni estuvo en camino de pecadores,

Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,

Y en su ley medita de día y de noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,

Que da su fruto en su tiempo,

Y su hoja no cae;

Y todo lo que hace, prosperará.

Esta es la vida de los que han entrado en la puerta angosta

Estos son los que entran en la puerta ancha y caminan por el camino espacioso.

4 No así los malos,

Que son como el tamo que arrebata el viento.

5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,

Ni los pecadores en la congregación de los justos.

6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;

Mas la senda de los malos perecerá.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments