Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

Am?monos. Mateo7:7-12

Posted by Iglesia Getsemaní on September 27, 2010 at 5:20 PM

El versículo clave de este pasaje es el versículo 12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas. Este pasaje es la ley suprema de todas las éticas y de las relaciones humanas. Y también es conocido como la regla de oro.

En este libro de Mateo hemos aprendido que vivimos en un reino y el rey es Dios, vivimos en una monarquía Dios el que reina y gobierna soberanamente y nosotros estamos bajo este reino.

Pero no solo vivimos bajo un reino sino que vivimos como una familia.

El reino tiene que ver con sometimiento, pero la familia habla de una relación y el pasaje en el cual nos encontramos hoy habla sobre las relaciones con otras personas.

Somos una familia y esto se trata de una relación entre los miembros de esta familia.

*Somos familia de Dios. Ef.2:19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

*Somos hijos de Dios. Jn.1:12 Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

*Dios es nuestro Padre. Mat.6:9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

Entonces en el libro de Mateo no solo miramos el concepto de de lo que es un reino, sino también lo que una familia y la relación del Padre con sus hijos.

La realidad de la verdad cristiana se encuentra en esta relación Dios es nuestro Padre y los cristianos son nuestros hermanos. Esta es la esencia de la verdad del cristianismo.

Mat.22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

38 Este es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Jesús dice en verdad pueden reducir todo lo que está escrito en la Biblia en estas dos grandes verdades,

Amar a Dios y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Una relación con nuestro Padre y una relación con nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Y la razón es que somos una familia, la familia de Dios.

Ya nuestro Señor Jesucristo nos enseño en Mat.6 que Dios es nuestro Padre y cuál es nuestra relación con él. Y ahora nos enseña cómo debe de ser nuestra relación con nuestros hermanos creyentes.

Y a no ser que tengamos la primera no podemos tener la segunda realidad. Si no tenemos a Dios es imposible amar a nuestro hermano.

Tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento nos hablan de nuestra relación con Dios y nuestra relación con nuestro prójimo.

Toda la ley de Dios se basa en amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. A hacer con los demás de la manera que queremos que los demás hagan con nosotros.

Si Dios es nuestro amante y protector Padre entonces también debemos de manifestar este mimo amor los unos con los otros. El V-12 es la sima de este sermón y de lo que es la vida en el reino de Dios.

En este sermón Jesús nos ha enseñado de cómo tiene que ser nuestra actitud.

*Con nosotros mimos.

*Con el mundo.

*Con la moral.

*Con la religión.

*Con el dinero y las posesiones.

Y ahora cual debe de ser nuestra actitud en las relaciones humanas.

Primero que no debemos de juzgar a nuestro prójimo ni tampoco condenarlo y segundo de cual tiene que ser nuestro trato con nuestros hermanos.

El amar a una persona tiene dos fases, la positiva y la negativa.

Amar a una persona es, el no hacerle algo a una persona o hacerle algo a una persona.

Si amamos de la manera que Dios quiere que amemos y si el amor gobierna nuestra vida y el amor es el que guía nuestras relaciones humanas.

Entonces nos daremos cuenta que el amor. No juzga, no condena aquellas personas que no se nivelan a nuestra estatura.

V-12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

• El principio.

Lo que no quieras para ti, No lo hagas a los demás.

Fil.2:20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros.

V 21 Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.

El hombre sin Cristo es egoísta y siempre busca lo suyo, somos en Cristo somos capaces de amar y de buscar el bien común, porque Dios es amor y el fruto de su Espíritu es el amor.

Rom.5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Jn.13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Esta tiene que ser una realidad en nosotros, por lo cual debemos de responder de esta manera, amándonos los unos con los otros.

Rom.3:10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno.

Tres razones para obedecer este principio.

• Dios lo demanda.

V-12 esto es la ley y los profetas.

Sant.2:8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis.

Rom.13:8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.

V-10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

La vida que Dios quiere que vivamos es una vida de obediencia, porque es mejor la obediencia que los sacrificios.

• Por causa de las promesas de Dios.

V-7-11

Buscando el bienestar de nuestro prójimo es como tendremos la seguridad que nuestro Padre celestial se encargara de que no nos falte nada.

Estas promesas se cumplen.

1- Si eres hijo de Dios.

2- Si vives en obediencia. 1Jn. 3:22 y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

3- Si no tenemos una actitud negativa.

Sant.4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

4- Si nos sometemos a su voluntad.

1Jn.5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

• Por el ejemplo de Dios.

Ef.5:1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.

Así como es el padre deben de ser los hijos. Y si somos hijos de Dios debemos seguir el ejemplo de Dios.

Mat.7:9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?

10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

1Jn.4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments