Comunidad Cristiana de
Iglesia Getsemani

1711 Solano Ave. Vallejo, CA 94590

Reflexiones Post New Entry

?Cu?l es tu preocupaci?n? Mateo 6:25-34

Posted by Iglesia Getsemaní on September 27, 2010 at 5:26 PM

El tema predominante en esta lección es no os afanéis, que es lo mismo que estar preocupado

Y esto es lo que el Señor Jesucristo espera de aquellos que hemos puesto nuestra confianza en él.

La preocupación es parte de la vida, muchas personas y aun nosotros es posible que estemos pasando por alguna preocupación que está tomando gran parte de nuestra vida. Para otras las preocupaciones es algo del pasado.

La preocupación es algo muy peligroso y es una de las causas que muchas personas sufren de depresión o problemas mentales. Para el cristiano la preocupación es un pecado, porque la preocupación trae duda y es como que estamos diciendo que si creemos en Dios pero hay cosas en las que dios no puede ayudarnos o no las puede hacer.

La preocupación es dudar del poder de Dios, es dudar de sus promesas y de su providencia y esto es lo que hacemos todo el tiempo.

La preocupación es la reacción de una naturaleza caída y pecaminosa por la falta de no conocer y tener a Dios en la vida. La preocupación es por lo que vamos a comer y lo que vamos a vestir que son cosas básicas.

Para el cristiano la preocupación es prohibido y pecado, en la vida del cristiano no hay lugar para la preocupación aun por las cosas básicas o las comodidades. Porque estas son aéreas de Dios, Dios es nuestro proveedor. Y él no quiere que sus hijos estemos preocupados por el día de mañana.

Dios no quiere que pongamos nuestra mirada en las cosas de la tierra sino en las cosas de arriba.

El espera que hagamos tesoros en el cielo no en la tierra. El espera que busquemos primero el reino de los cielos y las demás cosas vendrán por añadiduras.

Jesús desea que seamos libres de las preocupaciones por esta razón nos ensena que buscando el reino de Dios y su justicia las demás cosas nos serán añadidas o vendrán solas.

Y esto es un principio que da a conocer que no estamos apegados a las cosas de este mundo.

El apegarse a las cosas de este mundo es ser una persona necia, es ser igual al rico insensato, o como el joven rico, o como el rico de la historia de Lázaro.

Y la razón es que son los ricos son los que siempre se la pasan preocupados como aumentar sus riquezas.

Pero no solo los ricos se afanan y se preocupan, sino también la gente pobre que no pueden hacer nada más que preocuparse. Preocupados por el mañana, preocupados por si sucede algo inesperado y como salvarse por sus propios medios, y aun los cristianos estamos igual que la gente que no conocen y no tienen a Dios en sus corazones.

No os afanéis.

V-25

Paren de estarce preocupando por la vida, no estén ansiosos por este mundo, la comida, la ropa, la bebida y la vivienda.

V-19 Los tesoros terrenales se corrompen.

V- 22 los tesoros terrenales dañan la visión espiritual.

V- 24 Debemos escoger entre Dios o el dinero.

Por lo cual no se afanen por estas cosas, que estas cosas no sean vuestra preocupación, aun las cosas básicas. Que vuestra preocupación sea Dios no las cosas de esta vida.

Las cosas de esta vida no es el final del mundo, nuestra vida no depende de las cosas de esta vida, depende de Dios. Nosotros no vivimos porque nuestro cuerpo vive, sino porque Dios le da vida a nuestro cuerpo. La vida es más que el cuerpo, más que la comida, más que el vestido.

Tres razones porque no estar preocupados.

• Por vuestro Padre.

V-26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Dios da vida a cada ave y si Dios le da vida a cada ave cuanto más a nosotros que somos sus hijos.

Dios no solo es el dador de la vida sino también el sustentador de la vida.

Job. 38:41¿Quién prepara al cuervo su alimento, Cuando sus polluelos claman a Dios, Y andan errantes por falta de comida? Es Dios el que le da el instinto a la madre para que les lleve alimento a sus polluelos, es Dios el que le da a la madre el instinto de hacer un nido donde poner sus huevos y encubarlos.

Es Dios el que les da el instinto a las aves para emigrar a donde está el alimento en su tiempo correcto.

Sal. 147:9 El da a la bestia su mantenimiento, Y a los hijos de los cuervos que claman.

Es Dios el que alimenta las aves a través de su clamor. Y si Dios alimenta las aves cuanto más a nosotros que somos sus hijos, que valemos más que los pajarillos.

Los pajarillos no tienen necesidad de preocuparse ellos conocen quien es su creador y adonde se encuentra el alimento.

Lo más que conocemos a Dios, lo más que conoceremos que él es la respuesta a nuestras grandes necesidades. Él provee para nuestro propósito, porque él es nuestro Elohim nuestro creador. Él es mi Adonaí mi Señor, el que provee de significado y valor a mi vida.

Nuestra vida ha sido creada para una serie de momentos y Jehová es el que provee para cada momento en nuestra vida. Algunos momentos son divertidos, otros alegres, momentos tristes, y difíciles que nos da temor enfrentarlos. Pero recuerda, El es El Yo Soy, El Que Soy. Y así como proveyó en el pasado él lo hará hoy. Porque él es Jehová Jireh, y él se asegura que tu tengas lo que necesitas para ese momento. Fuerzas para soportar, paciencia para esperar, deseo para seguir, valor para enfrentar, y mucho más de lo que tú te imaginas. Porque él es tu proveedor.

Pero busca primero el reino de Dios y su justicia, lo demás vendrá por añadiduras.

La vida es un regalo de Dios y si Dios nos ha dado la vida será que no nos dará el sostenimiento para la vida.

Y si Dios nos pide nuestros recursos para su gloria y su honra no nos preocupemos que será de nosotros, esta es responsabilidad de Dios, el sabe cuidar de nosotros y de suplir nuestras necesidades. Y si Dios provee a las aves su alimento atreves de su esfuerzo, también Dios lo hará a través del sudor de nuestra frente y del esfuerzo de nuestras manos.

• Por causa de nuestro futuro.

V-27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

No importa que tanto nos preocupemos por nuestra vida no la podremos alargar porque Dios le ha puesto un día a nuestra vida y cuando será ese final.

El ejercicio es bueno y la buena alimentación, porque esto aumenta la calidad de vida que podemos tener.

Y si nos ejercitamos tendremos mejores habilidades, nuestro cuerpo trabajara mejor, muestro cerebro pensara mejor.

Dios nos ha dado la vida para propósitos espirituales y para que le obedezcamos.

Porque la obediencia es la que nos promete tener largos días aquí en la tierra.

• Por nuestro vestido.

V-28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

V-29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

V-30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

Muchas personas viven para el vestido, su vida es el coser, su preocupación es que vestir, estar a la moda. El verse mejor que los demás, preocupados por lo exterior y se olvidan que a lo que Dios le interesa es lo interior de la persona.

1Ped.3:3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,

V-4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

No nos preocupemos por el mañana Dios se encargara de nuestro mañana, confiemos y descansemos en sus promesas, el es nuestro proveedor.

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

0 Comments